Si, muy lindo el iPhone 4, pero…


El nuevo iPhone 4 con mejor armamento que sus predecesores

El lanzamiento de la última versión del teléfono inteligente de Apple,  el iPhone 4, ha causado sensación por la adición de nuevas características que lo actualizan y lo convierten en el objeto de deseo por excelencia.

Es más, en el segmento corporativo, donde había pasado tangencialmente su impacto ahora se va a sentir con más fuerza gracias a la alianza que hizo Apple con Microsoft al ofrecer conectividad con Exchange, algo que muchos ejecutivos apreciarán al poder interactuar con sus aplicaciones tradicionales de gestión de la información corporativa.

Este paso que parece ingenuo en un ambiente empresarial, es vital para seguir el avance de Apple en este segmento. Sin embargo y como siempre, las demás casas fabricantes de sistemas operativos y de aplicaciones móviles para el segmento no se quedarán quietas y estoy hablando concretamente de RIM y Microsoft.

La primeraya demostró que si Apple busca entrar en el segmento corporativo, ella – con la nueva versión de su RIM OS 6, para la nueva generación de celulares Blackberry – pretende hacerse más atractiva para el consumidor, sin dejar de lado el ambiente empresarial.

Esto es un avance para una de las interfaces más arcaicas que existía en el mercado, con íconos que parecían de comienzos de esta década y con poca interacción táctil o de tercera dimensión, e incluso sin el atractivo del sistema operativo de los iPhones de Apple o de los Androids de Google.

Microsoft, que parece llegar tarde a todas las citas en el ámbito de la computación y las comunicaciones móviles, también ha llegado tarde a la cita de ofrecer un sistema operativo innovador. En muchos equipos la configuración de Windows Mobile 6.5 ha sido bien lograda, eso no se puede negar, pero en la gran mayoría su interface es apoteósicamente insulsa y compleja, como si sus diseñadores se hubieran empeñado en copiar los mayores defectos de su par para escritorio y los hubieran plasmado  en la segunda plataforma móvil de negocios del mundo.

Esa posición no se puede despreciar. A pesar de sus defectos, su interactividad con las plataformas de negocios obligan en muchos casos a los gerentes de tecnología a sacrificar la estética por la eficacia y en eso Microsoft, cómodamente toma ventaja en un mercado donde Apple y Google en verdad son novatos.Un poco de esfuerzo más, una sorpresa, un cambio drástico y Windows Phone, el sistema operativo móvil que reemplazará a Windows Mobile 6.5, puede quedarse cómodamente con su porción del mercado o incluso acrecentarlo a expensas de Blackberry  y Nokia principalmente, pero sin dejar espacio de crecimiento a Google y a Apple, a menos que sea quitándoselo a Blackberry.

El efecto no se verá este año y sólo hasta cuando Microsoft libere su opción, muchos gerentes de tecnología decidirán si siguen de ventana en ventana, con las moritas, las manzanas o los androides… Pero definitivamente no con Symbian de Nokia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s