Una novia para SUN Microsystems


Sun requiere salir de un proceso poco dinámico que la amenaza cada día con más fuerza y parece que no podrá sola. ¿Conseguirá un buen aliado, un consorte, un ‘tinieblo’ o un buen marido para superar esta etapa?

Luego del desprecio que ha recibido por parte de IBM, la empresa SUN se debe sentir como un novio abandonado en la puerta del altar. El consuelo que le podemos dar es que IBM es como una viuda negra, ese arácnido que se alimenta de la proteína de sus pretendientes.

Pero es poco consuelo para SUN, pues en estos momentos la empresa requiere una relación seria y estable, que la saque de la cacerola en la que se metió luego de la explosión de la burbuja de internet, hace más de un lustro.
¿Qué podemos decir de ese momento? Simplemente que Sun era una empresa con ideales y que su lema de “el servidor es la red”, es más cierto hoy que ayer y por eso no funcionó bien a comienzos de esta década rara. Eso no la convierte en una empresa mala, por el contrario, es una firma que está mirando un par de kilómetros más allá de las narices de las otras compañías.

¿Un buen partido?
Eso tampoco la hace soberbia. Esos tiempos ya pasaron, la época en la que Oracle y Sun eran las “rebeldes sin causa” del Valle del Silicio y juntas generaban controversia, también quedó en el pasado. De hecho, desde hace casi cuatro años, Sun se la ha pasado haciendo las paces con todos sus detractados: Primero con Microsoft, luego con IBM y más allá.
Tampoco ha dejado de ser innovadora. Tiene cómo y con qué demostrar liderazgo en ese campo. Su plataforma de software, liderada por Solaris en el campo de los servidores y por JAVA en el campo del desarrollo de aplicaciones, más un séquito de soluciones de software libre, entre ellas MySQL, la base de datos de código abierto más difundida para el desarrollo de internet, así como OpenOffice, un conjunto de aplicaciones de oficina que es abierta y gratuita.
Es más, Con SunGrid, esta empresa se convirtió en pionera en la oferta de Software como Servicio, con costos realmente razonables y con una plataforma de hardware realmente envidiable, si consideramos que su Centro de datos es uno de los más avanzados del planeta y ofrece respaldo a infinidad de entidades del gobierno de los Estados Unidos, entre otros clientes.
A propósito de hardware, Sun cuenta con los procesadores UltraSparc T1 y T2, dos maravillas capaces de hacer realidad el sueño de la reducción de costos y aumentar la capacidad de procesamiento.
Sumado a esto, debemos contar las alianzas con Fujitsu y con Intel que la ponen en niveles competitivos no sólo en oferta de servidores, sino que también le permiten ofrecer una gama interesante de soluciones integradas.
Eso hace difícil la elección de una novia adecuada para esta empresa cuyo mayor pecado es contar con un balance en rojo con pérdidas de 1,688 millones de dólares el año pasado. Algo que es grave, claro está, pero que sólo requiere una reestructuración para mejorar su capacidad de respuesta frente al mercado.
Los candidatos
Mirando el menú, son pocos los pretendientes que pueden dar la talla para un matrimonio adecuado, así sea por conveniencia. Con la plantada de IBM, quedan HP y Dell como los más adecuados para cortejar a este novio con un frac recién planchado.
HP tiene la experiencia de haberse devorado a Compaq y pasar un mal trago en el proceso, manteniendo marcas paralelas, asimilando culturas diversas y con portafolios de clientes similares. En esa ocasión, HP se tragó a Compaq para ganarse el primer puesto en diversas posiciones del mercado, en particular en el mercado de las SMB, en los computadores personales, pero perdió oportunidades en cuanto a tecnologías que quedaron en el estante del olvido, tales como las desarrolladas por Digital, empresa que adquirió Compaq hace poco más de una década.
Así que es poco probable que la empresa HP esté interesada en una relación de este tipo, a pesar de mantener buenas relaciones con el novio.
Dell, por su parte, sería sin lugar a dudas un novio perfecto. Requiere con avidez soluciones innovadoras más allá del hardware y del matrimonio WinTel (sistema operativo Windows de Microsoft y Procesadores Intel) del que usufrutuó por tanto tiempo.
Con toda la parafernalia de Sun, Dell abarcaría el ámbito de los servicios de una manera más confiable y segura, mejoraría su oferta en el mercado de soluciones corporativas y consolidaría su oferta de servicios, algo que sus clientes agradecerían eternamente.

Pero Dell viene de Texas, es ruda y se preocupa más por las opciones del mercado, la integración y las ventas que por la innovación. Es posible que si adquiriera a Sun no supiera qué hacer con JAVA, por ejemplo, podría darle muerte a Solaris y no aprovecharía las fortalezas de esta empresa, convirtiéndose en un hueco negro por donde sus ingresos se disolverían y, en últimas, esta fusión terminaría generándole pérdidas. Así que el Cowboy no sería tan interesante partido al final de cuentas.

¿Qué tal un novio oriental? ¿Qué tal una empresa como Tata, Fujitsu o cualquier otro ángel inversor que venga de la India, China o Japón? Posiblemente en otras épocas sería interesante. Pero la crisis económica mundial, puede haber espantado a todos los novios de la diáspora.
Innovación hasta en los novios
Quedan pocas opciones. Los bancos y los fondos de inversión están preocupados por tapar las goteras y las zanjas dejadas por el chaparrón de la crisis y es poco probable que aparezca un chico rico del sector financiero para meterle la mano llena de dinero en la cartera a Sun.
Las opciones podrían estar en otros segmentos que emergen como interesados en conquistar el terreno del procesamiento, el software y los servicios con el fin de completar sus ofertas y mantenerse en el mercado.
Un consorte interesante podría ser Cisco Systems, empresa especializada en conectividad y redes que ha visto la necesidad de ingresar al campo del procesamiento para redondear su oferta y hacerla más atractiva para sus clientes como rentable para sus accionistas.
Cisco tiene la ventaja de contar con una buena chequera, un buen portafolio de soluciones en el ámbito de las comunicaciones y un interés en ofrecer servidores. Pero cómo se comportará con Sun, ¿será fácil hacer maletas e irse a vivir juntos luego de la luna de miel? ¿O le molestará a Cisco el pulguero que deja JAVA y la manera como se rasca MySQL sobre el sofá? Puede ser que Cisco esté interesado en sólo algunas cosas que le parezcan atractivas de Sun, pero de pronto puede perder interés por todo el paquete.
Otro consorte atractivo podría ser la misma Oracle, que ha arrancado a hacer pinitos en el ámbito del Hardware con la oferta de Exadata, un servidor diseñado a la medida de su base de datos 11G y desarrollado en conjunto con Hewlett-Packard, experta en este tipo de equipos.
Unirse a Sun, le permitiría consolidar una oferta aún más rica e interesante no sólo en el campo del hardware sino también en el de las aplicaciones, los servicios y las soluciones integradas. Total Oracle también pregona a los cuatro vientos su oferta On Demand (bajo demanda) y considera que el negocio del software está en esa dirección irremediablemente, criterio que comparte con Sun desde hace lustros.
Pero tanto hardware se le puede atorar en la garganta al oráculo. ¿Qué pasaría con los procesadores T1 de Sun? Considerados en muchos casos como las joyas de la corona. Posiblemente Oracle vendería esta tecnología a Fujitsu o al mejor postor segundos después de abrir todos los regalos.
También sería interesante ver qué sucedería con MySQL, ¿Qué opciones tiene esta base de datos dentro del portafolio de Oracle? Al principio, en un acto de soberbia, crearía algo así como Fusión Middleware 2.0, con MySQL y en el siguiente trimestre la desaparecería del escenario, como se hace con una escultura horrible que se recibe como regalo de bodas y que toca mostrar el primer mes. De resto, es posible que funcione la relación…
Finalmente, quedan otras posibilidades. Si el asunto es tan urgente, y no es necesario un matrimonio para la convivencia y es aceptable algo así como un noviazgo con derechos, quedan como opciones Google y Microsoft, cada uno con sus respectivas taras, pero con la opción de inyectar el dinero necesario para sacar adelante la empresa, con la ventaja de vivir independiente, en un apartamento de soltera y con garantía de mantenimiento.
Google sacaría ventaja de algunas tecnologías de Sun, como Open Solaris, JAVA y MySQL, e incluso los servidores y los sistemas de almacenamiento serían interesantes para este consorte ávido de servicios y soluciones para la red.
De igual manera, lo podría hacer Microsoft, empresa que se ha metido la mano al bolsillo en varias ocasiones con el fin de salvar a sus más rotundos competidores, entre ellos Corel y la misma Apple, que no hubieran podido salir de sus crisis sin el apoyo de los dólares de Redmond. Pero esta relación no daría sino para eso.
¿Alguna alternativa adicional?
Esperemos a que Sun nos sorprenda positivamente en los próximos meses. Incluso puede haber una reconciliación con IBM. También esperamos que esto no le cueste la cabeza a Jonathan I. Schwartz, tal como sucedió con el líder de Yahoo hace poco menos de un año, luego de despreciar la oferta de Microsoft.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s