Adiós Encarta, hola web monolítica


En realidad tengo muy buenos recuerdos de esta enciclopedia y de todos los datos que esta contenía. Recuerdo una de las demostraciones para los medios que me dieron en Microsoft sobre las aplicaciones matemáticas de la antepenúltima versión, que me dejó asombrado por la versatilidad con la que resolvía problemas y ecuaciones gráficas que en mi época de estudiante me tocaba realizar con papel milimetrado, calculadora y escuadra.

Recuerdo sus videos y sus visiones de escenarios de 360 grados que hacían interesante y entretenido aprender sobre especies animales, artefactos, culturas y civilizaciones pasadas y actuales.
Recuerdo que dejé de instalarla hace un par de años y que la última versión en DVD se la di a mi sobrino para que la devorara con avidez.
También recuerdo cuando comencé a usar Wikipedia –hace como cuatro años – al principio con algo de timidez pues desconfiaba de los datos que ésta contenía, así que siempre constataba más de cuatro fuentes para estar seguro de sus contenidos.
A propósito, hace pocos días, en la casa de mi amigo Efrén, que vive en un pueblo cercano a Bogotá, llamado Funza, vi una Enciclopedia Espasa de papel… ¡Wow! No se imaginan la sorpresa, la desazón (como diría mi amiga Brigitte: “Hiperventilé). Fue divertido sentir el respeto que aún genera el poder del papel impreso convertido en enciclopedia: un poder misterioso, como el de una pirámide, como el de los vestigios del mapa de marras que describiera Borges en uno de sus cuentos. Vale recordar que Encarta devoró a las enciclopedias de papel, pero ahora ambas resultan fósiles físicos que le dejaron su espacio al medio virtual.
Pero más allá del romanticismo y la nostalgia que me dejan las Enciclopedias Encarta y Espasa, me queda una sensación de derrota. Darwin fue claro que sólo el que mejor se adapte sobrevive, pero es injusto que por soberbia o por pura ignorancia las enciclopedias desaparezcan del escenario del conocimiento para dejarle el espacio a un único medio de consulta.
Wikipedia arrancó de ceros, con más intuición que sabiduría, pero se convirtió en el medio de consulta universal, gracias a su modelo abierto, participativo y sobre todo gratuito. Ahora, las tareas y deberes escolares se consultan y se respaldan con la información de Wikipedia.
¿No hubiera sido noble y competitivo subir los medios físicos también a la red?
¿No hubiera sido posible ver las animaciones en tercera dimensión aportadas por Microsoft como por otros usuarios gracias a aplicaciones como Photosynth? uno de los proyectos más interesantes y divertidos de Microsoft que resulta ser abierto y gratuito para convertir imágenes de los usuarios a escenarios de tercera dimensión
¿No sería divertido ver tendencias con Social Streams, aportadas por toda la red? Otro de los proyectos de Microsoft Live Labs que hubieran enriquecido a Encarta si esta se hubiera quedado en la Web.
Creo que Encarta se muere por que Microsoft aún se aferra de manera muy fuerte al licenciamiento de sus aplicaciones, igual que murieron las enciclopedias de papel por aferrarse a la venta de fascículos y no de discos.
Creo también que modelos híbridos son un fracaso y la innovación se impone, así que el modelo de las aplicaciones abiertas y gratuitas hubieran dado vida a la enciclopedia Encarta en la Web, pero ese no es mi negocio.
Pero abandonar Encarta también es un símbolo de lo monolíticos que se están transformando los medios en la Web. La gente se aferra a una única marca o a un único producto y dejan de lado las demás opciones, algo que aprovechan las empresas al dominar el mercado que se transforma en un monopolio.
Microsoft es experta en este concepto, con productos como su sistema operativo Windows, su navegador Explorer y su suite de oficina Office, incluso Messenger es un buen ejemplo de esto.
Pero los monolitos se imponen sin importar que sean de Microsoft o de otras casas: para telefonía IP sólo se piensa en Skype; para búsquedas sólo existe Google y así puedo seguir nombrando más opciones ‘únicas’ como Amazon para compras, Facebook para redes sociales adultas…

Los monolitos culturales en los que fluye la información de la humanidad son peligrosos. ¿Cómo sería el planeta si el 90% de los autos fueran Ford? Creo que las personas terminarán buscando nuevas opciones y dejarán esta tendencia cuando aparezcan nuevas opciones con innovación, calidad y excelentes opciones, tal como está sucediendo en el ámbito de los navegadores para PCs o los sistemas operativos para teléfonos inteligentes.

Para rematar, me da tristeza que Encarta se desvanezca sin darse la opción de competir en la Web, pero espero que nuevas opciones aparezcan frente a Wikipedia (así como a Skype, Google, Office, etc).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s